Mi?rcoles, 24 de mayo de 2006
SUI GENERIS

Es un pedazo de la historia de la cultura joven del sur americano.

Se podr?a decir que fue un d?o de dos j?venes de escasos 20 a?os llamados Charly Garc?a y Nito Mestre, que hizo tres memorables discos en sus tres a?os de vida, de 1972 a 1975, y que se despidi? en pleno auge con un concierto ante 35 mil personas, una convocatoria que hasta ese momento nunca hab?a alcanzado, en una sola jornada, un grupo de rock del mundo hispanoparlante.

Pero en verdad fue mucho m?s que eso. Fue -y sigue siendo- la banda sonora de un tiempo hermoso de verdad, el tiempo de crecer.




RASGU?A LAS PIEDRAS (C.G)


Detr?s de las paredes
que ayer te han levantado
te ruego que respires todav?a.
Apoyo mis espaldas y espero que me abraces
atravesando el muro de mis d?as.

Y rasgu?a las piedras,
y rasgu?a las piedras.
y rasgu?a las piedras hasta m?.

Apenas perceptibles, escucho tus palabras
se acercan las bandas de rock and roll
y sacuden un poco,
las paredes gastadas
y siento las preguntas de tu voz.

Y rasgu?a las piedras,
y rasgu?a las piedras.
y rasgu?a las piedras hasta m?.
Y si estoy cansado de gritarte
es que s?lo quiero despertarte.

Y por fin veo tus ojos
que lloran desde el fondo
y empiezo a amarte con toda mi piel.
Y escarbo hasta abrazarte
y me sangran las manos
pero qu? libres vamos a crecer

Y rasgu?a las piedras,
y rasgu?a las piedras.
y rasgu?a las piedras hasta m?.
Y rasgu?a las piedras,
y rasgu?a las piedras.
y rasgu?a las piedras hasta m?.




APRENDIZAJE (C.G)


Aprend? a ser formal y cort?s
cort?ndome el pelo una vez por mes,
y si me aplaz? la formalidad
es que nunca me gust? la sociedad.

Viento del sur o lluvia de abril
quiero saber d?nde debo ir,
no quiero estar sin poder crecer
qprendiendo las lecciones para ser.

Y tuve muchos maestros
s?lo conoc?an su ciencia y el deber
nadie se atrevi? a decir una verdad,
siempre el miedo fue tonto...

Y el tiempo traer? alguna mujer
una casa pobre, a?os de aprender
como compartir un tiempo de paz,
nuestro hijo traer? todo lo dem?s.
El tendr? nuevas respuestas para dar



INSTITUCIONES

Yo miro por el d?a que vendr?
Hermoso como un sol en la ciudad
Y si me escuchas bien
Creo que entender?s
Porque yo esper? en vano
Que me dieras tu mano
De mis huesos la humanidad
Debes salvar

Los magos, los acr?batas, los clowns
Mueven los hilos con habilidad
Pero no es el terror
A la soledad
Lo que hace a los payasos
Uno rojo, otro blanco
Ya los viejos romper la voz
Para cantar

Oye, hijo, las cosas est?n de este modo
Una radio en mi cuarto me lo dice todo
No preguntes m?s
Ten?s s?bados, hembras y televisores
Ten?s d?as para dar a?n sin los pantalones
No preguntes m?s

Siempre el mismo terror
A la soledad
Me hizo esperar en vano
Que me dieras tu mano
Cuando el sol me viene a buscar
A llevar mis sue?os al justo lugar

Parte censurada:
Los magos, los acr?batas, los clowns
Mueven los hilos con habilidad
Pero es que ya me hart?
De esta libertad
Y no quiero m?s padres
Que acaricien mi espalda
Oye, hijo, las cosas est?n de este modo
Dame el poder y deja que yo arregle todo
No preguntes m?s
Ten?s s?bados, hembras y televisores
Ten?s d?as a?n para dar sin los pantalones
No preguntes m?s
Pero es que ya me hart?
De esta libertad
Yo no quiero m?s padres
Que acaricien mi espalda
Soy un hombre que quiere andar
Sin pedir permiso para ir a llorar




BOTAS LOCAS

Yo form? parte de un ej?rcito loco
Ten?a veinte a?os y el pelo muy corto,

Pero mi amigo, hubo una confusi?n
Porque para ellos el loco era yo

Es un juego simple el de ser soldado
Ellos siempre insultan, yo siempre callado
Descans? muy poco y me puse malo
Las estupideces empiezan temprano

Los intolerantes no entendieron nada
Ellos dec?an ?guerra?, yo dec?a no gracias
Amar a la patria bien no exigieron
Si ellos son la patria yo soy extranjero

Se dieron cuenta que aquel lugar
Era insoportable para alguien normal
Por eso me dije basta de quejarme
Yo me vuelvo a casa y decid? largarme

Les grit? bien fuerte lo que yo cre?a
Acerca de todo lo que ellos hac?an
Evidentemente les cay? muy mal
Y as? es que me echaron del cuartel general

Si todos juntos tomamos la idea
Que la libertad no es una pelea
Se cambiar?an todos los papeles
Y estar?an vac?os muchos m?s cuarteles

Por causar las armas bien nos ense?aron
Y creo que eso es lo delicado
Pi?nselo un momento se?or general
Porque yo que usted me sentir?a muy mal

(te das cuenta loco? De repente..., es as?)



SUI GENERIS
http://www.suigenerisnet.com.ar/Inicial.htm
http://www.rock.com.ar/especiales/bienvenidosaltren/main.shtml


HISTORIA:
Sui Generis, con instinto po?tico

Carlos Alberto Garc?a (Charly) y Carlos Alberto Mestre (Nito) ten?an 20 y 19 a?os, respectivamente, en 1972, La decidida inclinaci?n de estos j?venes por la m?sica -Charly era profesor de piano desde los 12 a?os y Nito dominaba la flauta traversa y la guitarra- los hab?a reunido en esas bandas de colegio que, durante sus ensayos hogare?os, ponen nervioso al vecindario durante las horas de descanso.

Los chicos trabajaban su repertorio con un ?nico deseo: grabar. Pero los sellos discogr?ficos se mostraban indiferentes y no reparaban en las incipientes bandas de adolescentes como un producto atractivo. Fue as? que tras un lento peregrinar por las m?s conocidas grabadoras no encontraron otra cosa que puertas cerradas. El sello independiente Mandioca hab?a acompa?ado desde la d?cada del 60 el nacimiento del rock criollo. Jorge ?lvarez- uno de sus creadores, hab?a desarrollado la particular habilidad y el olfato para descubrir valores promisorios.

La perseverancia y un poco de suerte quisieron que una tarde de oto?o de 1972 Charly y Nito estuviesen en el despacho de ?lvarez para brindar una audiencia. El d?o cant? acompa?ado con sus guitarras. Canci?n para mi. muerte. Al finalizar, con ojo sorprendidos y manos temblorosas, ten?an un contrato de grabaci?n a su disposici?n. Alvarez, como era su costumbre, puso de inmediato manos a la obra. A fuerza de pertinaz insistencia, el productor consigui? que el d?o, bautizado Sui Generis, participara de unas tomas para la pel?cula de An?bal Uset, "Rock hasta que se ponga el sol". Adem?s logr? que los chicos grabaran un disco simple con el acompa?amiento de Claudio Gabis. Alejandro Medina y Jorge Pinchevsky, todos ellos miembros de La Pesada del Rock & Roll.

Lo que en principio fueron unas im?genes a?adidas a la pel?cula se convirti? inmediatamente en la revelaci?n. Fue as? como el contrato inicial se extendi? para la grabaci?n de un LP.

Al ?xito de Canci?n para mi muerte siguieron Necesito, Dime qui?n me lo rob? y Mariel y El capit?n, todos ellos incluidos en la placa debut Vida, cuya rama, corri? como reguero de p?lvora por las aulas de los colegios secundarios. Sui Generis transmit?a un mensaje po?tico y sutil, con historias f?cilmente comparables con cualquier vivencia cotidiana de los adolescentes. La voz de Nito Mestre otorgaba el brillo necesario o cierto toque melanc?lico para crear diversas atm?sferas expresivas.

Con la incorporaci?n de Francisco Pratti, en bater?a, y Alejandro Correa, en bajo, Sui Generis comenz? a brindar sus primeras actuaciones en vivo. Su popularidad tambi?n fue impulsada por la televisi?n, en particular como principales protagonistas de un programa emitido por canal 7 dedicado a la nueva m?sica joven. Confesiones de invierno, el segundo LP del grupo, sali? a la venta en 1973, ya con la colaboraci?n como invitados de David Leb?n y Juan Rodr?guez. Billy Bond, que en realidad era el asistente de Jorge Alvares, particip? como manager de grabaci?n. El cambio puesto de manifiesto por la banda fue sorprendente. El disco exhibi? una renovada manera de afrontar la composici?n y la elaboraci?n de los arreglos instrumentales. El estilo se volvi? decididamente roquero, como en Mr. Jones, Rasgu?a las piedras, y Bienvenidos al tren, pero tambi?n conserv? el atractivo de esas baladas consagratorias, como Aprendizaje y Un hada, un cisne.

Los recitales de Sui Generis durante 1973 y 1974 se realizaban en teatros c?ntricos a sala llena. Por esos a?os, Ra?l Porchetto y Le?n Gieco preced?an al grupo en escena. Pronto esta proximidad dio nacimiento a una sociedad musical entre ellos, PorSuiGieco.

Con esta denominaci?n llegaron a actuar juntos y grabaron un disco. A pesar de que el estilo musical de Sui Generis descansaba en la voz de Nito, su alma mater fue Charly, creador de todas las canciones. Fue ?l quien transform? el sonido con la incorporaci?n de nuevos teclados electr?nicos, sintetizadores Moog, ?rganos Hammond, clavicordios Honner, hasta hacer desaparecer el sonido ac?stico de los comienzos. A esto se sum? el temperamento del bajista Rinaldo Rafanelli. El tercer disco, Peque?as an?cdotas sobre las Instituciones, fue decididamente progresivo y desilusion? a muchos fans. Cuando en 1975 sale editado ese ?lbum ya la censura comenzaba a reparar en los mensajes encerrados en las letras de rock. Esto coloc? a Charly en la tarca de revisar el modo de expresar sus ideas. A pesar de la b?squeda de un nuevo sonido y nuevas composiciones, la banda no pudo desandar sus pasos en el callej?n sin salida por el que estaba transitando. Las baladas iban perdiendo terreno en el gusto de los j?venes ante el abrumador avance del rock progresivo. A mediados de a?o se anunci? que Sui Generis se disolv?a. Para eso se mont? una fiesta de despedida el 5 de septiembre. Como la demanda de entradas super? todas las previsiones hubo que agregar una nueva funci?n para la misma noche. Ambas convocaron a m?s de 30.000 espectadores, en su mayor?a, adolescentes.

El cine fue testigo de ese emocionado alejamiento, Las c?maras de Bebe Kam?n, un asistente del equipo de filmaci?n de Leopoldo Torre Nilsson, registraron cada momento de la actuaci?n. La pel?cula Adi?s Sui Generis y dos discos grabados en vivo fueron el exitoso resultado del encuentro. Pero el film encontr? algunos tropiezos para su exhibici?n. Al final fue autorizado por la censura pero con la calificaci?n prohibida para menores. Los chicos que un a?o antes hab?an sido protagonistas del recital no pudieron ingresar en la sala cinematogr?fica para presenciar ese documento. Tras la separaci?n, la fama de Sui Generis creci?. Comenzaron entonces a correr todo tipo de especulaciones, Se habl? de un par?ntesis, de cansancio de los m?sicos, de un viaje al exterior.

Lo que en verdad sucedi? fue que la relaci?n afectiva nacida entre el d?o y sus seguidores fue tan s?lida que muchos sintieron el alejamiento como algo desmedidamente apresurado. Tambi?n se especul? con el lanzamiento de un cuarto disco. Pero Charly y Nito estaban embarcados en proyectos individuales. Sui Generis jam?s volvi? a reunirse. Luego de un par?ntesis en el trabajo, la inquieta personalidad de Charly Garc?a no tard? en ponerse nuevamente en movimiento. Pronto empez? ? a componer a partir de su medio de expresi?n m?s natural, los teclados. Con la ayuda de sus amigos Carlos Cutaia, otro excelente pianista, Oscar Moro, en bater?a,

y Jos? Luis Fern?ndez, arm? un proyecto musical que m?s tarde incorpor? al guitarrista Gustavo Bazterrica, que hab?a participado de la banda de Ra?l Porchetto. Con Ana Mar?a Quatraro y H?ctor Dengis, en voces, hizo sus primeras presentaciones en el caf? concert La Bola Loca.

En 1976 grabaron su ?lbum debut como Garc?a y La M?quina de Hacer P?jaros, denominaci?n ocurrente pero lomada en realidad de una tira c?mica publicada en la revista T?a Vicenta. Los recitales de La M?quina atrajeron inevitablemente a los fans de Garc?a, quien dej? de explotar su figura carism?tica y de liderazgo para confundirse como un miembro m?s de la banda.

Los recitales de noviembre en el teatro Astral y de marzo de 1977. en el Coliseo, fueron un ?xito absoluto. En el repertorio se destacan la canci?n Bubulina, dedicada a Mar?a Rosa Yorio, con quien Charly se hab?a casado el 16 de septiembre de 1976. Pese a intentar mantener la continuidad a partir del disco Pel?culas, presentado en junio de 1977 en el Luna Park, las desinteligencias entre los m?sicos llevaron a la disoluci?n de la banda. Lejos de la vor?gine instrumental, Nito por su parte hab?a continuado con una carrera solista que no distaba mucho del estilo ac?stico de los Sui. Para eso convoc? a Mar?a Rosa Yorio (voz), Alfredo Toth (bajo), Alejandro Pratti (bater?a), Y Rodolfo Gorosito (guitarra) para formar su banda Los Desconocidos de Siempre. Estos debutaron en el teatro Estrellas. En 1977 se edit? la primer placa que no despert? mayor entusiasmo por su falta de ideas renovadoras. Estas limitaciones se pusieron m?s en evidencia al a?o siguiente en el segundo disco y un deslucido concierto en el Luna Park.

Durante la d?cada siguiente Nito intent? consolidar nuevamente una carrera solista sin demasiada fortuna. Su voz y calidez interpretativa, que lo consagraron a partir de Sui Generis, no pudieron encontrar el adecuado complemento que anteriormente hab?a aportado Charly. Se cerraba as? uno de los cap?tulos decisivos en la historia del rock argentino.

Charly Garc?a fund? La M?quina de Hacer P?jaros en 1976 y Nito Mestre hizo lo propio con Los Desconocidos de Siempre. A ambos les fue bien, pero como era l?gico, no llegar?an al incre?ble nivel de comunicaci?n de la audiencia que tuvieran con Sui Generis. De alguna manera, Garc?a lo lograr?a con Ser? Gir?n y su etapa solista.

Amargaron unirse en 1982, pero s?lo tocaron unas pocas canciones en Montevideo. Una insana noche de 1995, Nito y Charly destrozaron con sadismo el repertorio de Sui en una de las tantas rabietas de Garc?a. en el 2000 lograron la reuni?n oficial con la edici?n de Sinfon?as para adolescentes, mucho m?s representativa de Charly Garc?a que de Sui Generis, aunque la voz de Nito broncee ese disco con su registro inconfundible.

La adolescencia es imposible de representar, ya que no s?lo depende de un importante momento en el devenir del ser humano, sino que depende de un estado de {animo caracterizado por el descubrimiento paulatino del mundo. Sin embargo las m?s de 25 mil personas que reunieron en Boca el 7 de diciembre pasado, expresaron que, si bien hubo un tiempo que fue hermoso, ?por qu? no se puede repetir en este nuevo milenio?

Charly y Nito se animan a decir que 25 a?os no es nada.
Publicado por Silsh @ 17:31  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios