Domingo, 28 de mayo de 2006
China: reino de peque?os emperadores

por Ana Laura P?rez


Que pensar? Mao de sus millones de hijos? ?Brillar?an de orgullo sus ojos? Si el Gran Timonel pudiera abandonar el Mausoleo fa?stico que ocupa desde hace cuatro d?cadas, y cruzara la Plaza Tiananmen,en pleno centro de Beijing, ver?a sorprendido cortes de ancianos y adultos rodeando a los flamantes due?os de su patria. Estos nuevos chinos ?caprichosos y consentidos? son la fragua que molde? su ideal socialista del Hombre Nuevo. La historia asume en China las formas grotescas de la paradoja. El mayor sistema socialista de la Historia ha dado a luz a cien millones de individualistas incapaces de hacer, siquiera, tareas escolares en grupo.

Monarcas sobreprotegidos e h?per estimulados,los menores de son el resultado de uno de los proyectos poblacionales m?s ambiciosos del mundo:la pol?tica del hijo ?nico, que comenz? a aplicarse principios de los 70 para contener un crecimiento demogr?fico que espantaba al mundo entero.

Cuando el D?a de Reyes de 2005 naci? en la capital china el ciudadano n?mero 1.300 millones (cr?ao no ?32 Argentinas con todos los argentinos adentro!)las autoridades y los medios oficiales celebraron. La Comisi?n Estatal Planificaci?n pas? lista a los ?xitos obtenidos en el ?rea:en primer lugar, que se lleg? a esa cifra cuatro a?os despu?s de lo esperado. Adem?s,que en treinta a?os se evitaron 400 millones de nacimientos que el promedio de hijos se derrumb? de casi seis, a menos de dos por familia.

Las proyecciones gubernamentales consignan que, de no haberse aplicado el f?rreo control de vientres,el gigante asi?tico albergar?a hoy 1.700 millones de ciudadanos.

A los bur?cratas no los afectan las cr?ticas ni las consecuencias de la planificaci?n familiar que amenaza con ralentizar el crecimiento econ?mico y colapsar el d?bil sistema de previsi?n social dado que no hay sistema de pensi?n alguno.

En poco tiempo m?s tendr? un 24 por ciento de ancianos, una proporci?n s?lo comparable con los pa?ses desarrollados, cuyos sistemas est?n preparados para asistirlos m?dica y financieramente. En China, sin embargo,todo el peso del cuidado de los padres y abuelos recaer? en las espaldas de un solo descendiente. O dos,en el mejor de los casos.

Tampoco conmueve el coraz?n de los funcionarios las denuncias contra el infanticidio y los abortos selectivos que en la Rep?blica Popular tienen las dimensiones de un holocausto. Las cifras son la prueba m?s contundente. Cada 100 chinas hay unos 119 chinos (en algunas zonas el desequilibrio se agra va:100/122). Se entender? mejor el alcance de estos cr?menes si se compara con los promedios mundiales: en el resto del planeta hay 104 mujeres por cada 100 hombres.

Contra el brutal feminicidio, el gobierno ha tomado medidas m?s que suaves. En consonancia, hace pocas semanas, Zhang Weiqing, director de la Comisi?n Nacional de Poblaci?n y Planeamiento Familiar, adjudic? a ?profundas ra?ces culturales ? el desbalance masculino/femenino. Y machac? sobre la importancia de mantener el mismo rumbo.

Entre las escasas prevenciones cuenta la prohibici?n de las ecograf?as para detectar el sexo del feto y,desde hace ya una d?cada,la ilegalizaci?n de los abortos selectivos de ni?as. Sin embargo, pululan los consultorios clandestinos,pro- vistos de instrumental contraban deado para tal fin.

AGUA DERRAMADA
La flexibilizaci?n relativa de las leyes no altera el asesinato en masa de las nenas: desde el 84 las parejas que viven en el campo ?donde la necesidad de mano de obra masculina se torna fundamental? pueden tener un segundo hijo si el primero fuera una ni?a.

Sin embargo,la tasa de mortalidad infantil sigue siendo mucho m?s alta entre las nenas porque las familias les dispensan peores cuidados. Coloquialmente se las llama agua derramada.

Si de todas maneras logran sobrevivir es com?n que las abandonen o eviten registrarlas, lo que las convierte en parias sin siquiera acceso a la escuela. Sobre el futuro de estas nenas penden augurios funestos: la explotaci?n laboral y sexual. Jalid Malik, delegado de la ONU en China, alert? hace dos a?os que ?en la pr?xima d?cada podr?a haber 60 millones menos de mujeres ?. Tendencia que alentar?a el floreciente tr?fico de mujeres, al que recurren los hombres solteros para garantizarse una ?esposa ?.

A pesar de que las autoridades reconocen la existencia de unas 7.600 mafias dedicadas al secuestro y venta de ni?as y mujeres, nada han hecho para eliminarlas. Una investigaci?n del 2002 publicada por el diario brit?nico The Telegraph describi? el centro del cada vez m?s pr?spero mercado de esclavas: Chengd?, en China occidental. En dos establos del tama?o de hangares se exhibe la ?mercader?a ?: hay desde nenitas de 8 a?os, con cartelitos en los pies anunciando sus habilidades. Cocineras, sirvientas, costureras... ?qu? m?s da? El que ponga los mil d?lares que suelen pedir por ellas se las llevar? para abusarlas tanto y cuanto quiera. El mismo diario estim? en 50.000 el n?mero de chicas secuestradas.

La caja de Pandora abierta hace d?cadas por el r?gimen comunista no termin? de liberar todos sus monstruos. Organizaciones caritativas denuncian que en los institutos psiqui?tricos y para chicos discapacitados hay tambi?n much?simas chicas abandonadas en absoluto dominio de todas sus capacidades f?sicas y mentales.

La impaciencia por deshacerse de las ni?as y el desinter?s por adoptarlas dentro de las mismas fronteras aliment? el atractivo para los estadounidenses. Casi el 25% de los 7.900 beb?s adoptados en el extranjero durante 2005 son chinos. Y la casi totalidad de esas adopciones son ni?as.

Como por tradici?n,el sostenimiento de los padres ha sido responsabilidad de los varones,las parejas hacen todo por no desperdiciar la ?nica chance procreativa que el sistema les brinda.

LA CUARTA OLA
Con el objetivo de desalentar burlas a la ley, los medios oficiales publicitaron, a mediados de mayo, el arresto y despido de 13 funcionarios de la provincia de Shaanxi, al noroeste, por recibir coimas y extender documentaci?n falsa a una mujer que tuvo 9 hijos desde 1982.

El golpe de efecto facilita el alerta de los planificadores ante la inminencia de un nuevo baby boom (los anteriores datan de los 50 y 60, cuando Mao alentaba el ?creced y multiplicaos ? para proveer mano de obra a la naciente industria, y de principios de los 80, como reacci?n a las limitaciones puestas en marcha). E insisten en la necesidad de no alterar el ya alterado ecosistema demogr?fico.

Las medidas anunciadas como temporarias en los 70 no parecen en v?as de extinci?n. Apenas cambios m?nimos como, por jemplo, el permiso a las familias urbanas de tener un segundo hijo, si tanto el padre como la madre fueran ellos mismos hijos ?nicos. Tambi?n se les da una segunda oportunidad a las parejas de divorciados que hubieran tenido, cada uno, un hijo en su matrimonio anterior.

Sigue siendo poco.

Una nueva t?ctica para agrandar la familia sin desagradar al Estado son las t?cnicas de fertilizaci?n a las que acuden parejas sanas para asegurarse embarazos m?ltiples. Seg?n una nota reciente de Los Angeles Times, en los ?ltimos 8 a?os hubo un florecimiento de las cl?nicas que prometen milagros con anuncios en televisi?n protagonizados por estrellas de cine o cantantes populares. Con esta expansi?n, las parejas inf?rtiles obtienen la atenci?n que jam?s le dispensara el Estado. ?Antes,el foco estaba puesto en el control y el descenso de las tasas de natalidad ?,explica el doctor Zuo Wenli, especialista en salud reproductiva del Hospital Universitario de Beijing. ?Si antes desalent?bamos los tratamientos de fertilizaci?n, hoy tenemos un acercamiento m?s humano con las parejas que no pueden tener hijos ?.

A pesar de los fuertes controles, el negocio clandestino de la fertilizaci?n se expande y abarca pr?cticas hasta hace poco desconocidas en China, como el alquiler de vientres y los bancos de esperma. El crecimiento sostenido permite a una floreciente clase media y alta casi todas las posibilidades procreativas disponibles en Occidente. (Como en Occidente tambi?n, los elevados est?ndares de vida aumentan en China la cantidad de parejas llamadas DINKs, Double Income, No Kids: Doble ingreso sin hijos).

El gobierno lo sabe y ha anunciado el endurecimiento de los controles. Declamaciones oportunistas en las que nadie cree. Los ricos pueden afrontar sin problemas las coimas o, en su defecto, las multas (calculadas por el Banco Mundial en unos 1.290 d?lares por a?o y por hijo no autorizado), prohibitiva para el com?n de las familias chinas.

Desde que el ex presidente Deng Xiaoping ?siguiendo los lineamientos de Mao? endureciera la ley en 1979, los ?nicos chinos exceptuados son las minor?as ?tnicas como los tibetanos ylos mongoles.

El resto de la poblaci?n se someti? al control de los comit?s vecinales que denunciaban cualquier embarazo no deseado por el Estado. Si por alg?n motivo fracasaban los m?todos anticonceptivos (brindados a domicilio por agentes sanitarios para las m?s t?midas), las embarazadas eran conducidas a hospitales o cl?nicas para abortar.

Complejo en su implementaci?n, el sistema del hijo ?nico trajo problemas de compleja soluci?n.

Dos son acuciantes. El primero es el envejecimiento de la poblaci?n, que tiene una edad promedio de 33 a?os,mientras en la India (?nico competidor) es de 26. Para el 2020 habr? ?m?s personas dependientes de un n?mero cada vez menor de trabajadores ?, advirti? en The Economist Siri Tellier, la experta en poblaci?n de la ONU con sede en Beijing. El envejecimiento y reducci?n de la masa laboral tambi?n una preocupaci?n para los analistas econ?micos. Muy probablemente se eleve la edad jubilatoria en 5 a?os, tanto para hombres como para mujeres, que en la actualidad es de 60 y 55.

Los analistas de Goldman Sachs creen que la soluci?n est? incrementar los niveles educativos de la poblaci?n. Sin embargo, la industria comienza a resentirse por la falta de mano de obra poco calificada, garant?a de los baj?simos precios de las manufacturas Made in China.

Efecto secundario de la pol?tica del hijo ?nico, hay cada vez m?s universitarios (y chicos en colegios privados de elite)porque las familias concentran en ellos todos sus recursos y ahorros. Eso ha generado tal oferta de graduados que muchos emigran. Los que no, comienzan a ser conocidos como kenlao yinzu ?tribu que come las migajas de los viejos?. No trabajan, pierden todo el d?a con los videojuegos y viven de sus padres a?n despu?s de recibirse. Los que logran insertarse en el mercado laboral tienen tambi?n sus problemas. Los empleadores se quejan porque, a pesar de sus buenas notas, son incapaces de trabajar en equipo o compartir tareas con gente de otras ?reas.

Quiz? por eso estall? la venta de mascotas. En Beijing pas? de 130 mil a 410 mil perros, en s?lo un a?o. Todo lleva a pensar que los chinos no encuentran mejores amigos.

Ni mejores hermanos.

Fuente: Diario Clarin
Publicado por Silsh @ 19:59  | Art?culos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios